25 noviembre 2017

SOMOS PERSONAS, TENEMOS DERECHOS. NADIE SIN HOGAR

En 2017 celebramos 25 años de campaña en los que hemos apostado de lleno por la dignidad y derechos de miles de personas en situación de sin hogar, rostros concretos que nos interpelan y nos movilizan para seguir adelante.

Año tras año hemos denunciado y reclamado mayor protección social, acceso a la salud, a una vivienda digna y adecuada, a la visibilidad, al reconocimiento de la dignidad y los derechos de las personas en situación de sin hogar,  siempre con un mensaje propositivo y posibilitador que coloca a las personas en el centro de nuestra acción y de cualquier política de las administraciones.

Ponemos en valor y ampliamos cada vez más la participación de las personas sin hogar nuestros proyectos y, lo que es más importante, en su propio proceso de recuperación personal, ciudadanía y acceso a derechos.

Aún queda mucho por hacer. Aproximadamente 40.000 personas viven en situación de sin hogar en España, dato que crece exponencialmente si hablamos de personas que residen en una vivienda insegura (3,6 millones de personas) o inadecuada (5 millones de personas).

Seguimos insistiendo en que Nadie Sin Hogar puede y debe ser una realidad, y para ello es imprescindible el compromiso común que promueve la campaña este año: Somos personas. Tenemos derechos.





MANIFIESTO CAMPAÑA PERSONAS SIN HOGAR 2017

“SOMOS PERSONAS, TENEMOS DERECHOS. NADIE SIN HOGAR”
Somos ciudadanos, seres humanos; hombres y mujeres, nacionales y extranjeros procedentes de diversas partes del mundo (África, Europa, América…).

Somos padres y madres, hijos e hijas, hermanos y hermanas, también amigos de nuestros amigos; estamos casados, solteros/as, divorciados/os y algunos/as viudos/as… no siempre estamos solos.

Somos inquilinos, chabolistas, usuarios de albergues, de pensiones, de cajeros automáticos, de los bancos de parques y calles. A veces sin techo, pero siempre sin hogar.

Algunos tenemos enfermedades como la salud mental, algunos sufrimos adicciones, pero la mayoría gozamos de buena salud.

Somos trabajadores, también sufrimos el paro y la precariedad laboral, pero también somos responsables y con ganas de trabajar.

Somos aficionados a la música, al deporte, al cine, a los museos, tenemos hobbies; también nos gusta charlas con los amigos, la literatura, nos gusta quejarnos como a todos y también la siesta. Cada uno tiene sus intereses.

Somos profesores, algún médico y arquitecto, camareros, albañiles, limpiadores….

Muchos tenemos formación y otros no, pero todos aportamos.

NO SOMOS mendigos, vagabundo, carrilanos, pedigüeños, indigentes, vagos, viciosos, vividores, borrachos o yonkis. No somos sucios, guarros, aprovechados, gorrones, subvencionados, violentos o gente deshonesta.

TENEMOS como todos y todas DERECHOS, derecho a la vida, a la libertad, a ser persona.

Tenemos derecho a ir a los hospitales y centros médicos y a ser atendidos como otra persona más, sin menoscabo de nuestra dignidad por estar en situación de calle.

Tenemos derecho a un trabajo digno y a la protección social, que nos permita vivir cuando vengan “mal dadas”.

Tenemos derecho al asilo y acceder a los servicios, trabajo y recursos como un ciudadano más.

Tenemos derecho a un hogar, donde podamos sentirnos seguros, atender a nuestra familia y protegerlos.

Tenemos el derecho de acceder a los derechos económicos, sociales y culturales como cualquier ciudadano más.

Por lo tanto PEDIMOS a las Administraciones los recursos necesarios y adecuados para poder iniciar una nueva vida y poder salir de esta situación.

PEDIMOS la visualización de esta problemática, de tal manera que sensibilice a la sociedad y que esta no nos ESTIGMATICE.

PEDIMOS a los centros que se adapten a las personas que están en situación de calle, para poder iniciar un proceso de inclusión y no solo gestione nuestra pobreza.

Pero nosotros también nos COMPREMETEMOS a participar en nuestros centros de referencia, a dar los pasos necesarios para salir de esta situación de calle, a aportar nuestras experiencias a la sociedad para que no se vuelvan a cometer estos errores, a visualizar nuestra situación a la sociedad para que no nos estigmaticen, a ayudar a otros a salir de la calle, nos comprometemos a ninguna persona se sienta sin hogar.
Publicar un comentario