21 noviembre 2012

Son derechos, no regalos. Nadie sin hogar 2012



Bajo el lema "SON DERECHOS, NO REGALOS. NADIE SIN HOGAR", la Campaña de Personas sin Hogar cumple este año su 20º aniversario con el objetivo puesto en la defensa del derecho a la protección social de las personas que viven en la calle. Para ello, Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta ha organizado actos de sensibilización y denuncia, que culminarán el domingo 25 de noviembre, Día de las Personas Sin Hogar.

Derecho a la protección social
El foco de las acciones de incidencia y de sensibilización de esta edición de la Campaña se dirige a visibilizar la precariedad a la que se enfrentan las personas sin hogar a la hora de acceder al derecho a la protección social.

Cáritas nos recuerda que, "la acción protectora del Estado es uno de los pilares del Estado Social de Derecho y del bienestar social, que, como establece nuestra Constitución de 1978, está basada en su universalidad: es para todos; su igualdad: redistribuye la renta; el trabajo: como primer medio para esa distribución; y la solidaridad: para amparar las situaciones no cubiertas, manteniendo unos mínimos vitales suficientes".

Aumento de las restricciones
Sin embargo, la respuesta de las Administraciones públicas en estos últimos años a la hora de garantizar este derecho se caracteriza, como se denuncia en los materiales de la Campaña, por una "modificación restrictiva de las leyes existentes de servicios sociales, garantía de ingresos o de las normas contra la exclusión social y la pobreza; un endurecimiento en las condiciones de acceso a rentas básicas/mínimas de inserción/salario social; la limitación en la temporalidad de las prestaciones, condicionada además su tramitación a la residencia legal y temporalidad en el empadronamiento".

Este proceso está teniendo lugar de forma inexorable a pesar de que la evolución de la tasa de riesgo de pobreza en España ha pasado del 19,7 en 2007 al 21,8 en 2011, y de que 10.287.527 por debajo del umbral de la pobreza personas sobreviven con enormes dificultades.

Facilitar el acceso a la protección social de las personas sin hogar
Para Cáritas "las personas en situación de sin hogar tienen el derecho a ser protegidas por nuestras normas, con mayor protección aún si cabe, dada su situación de máxima exclusión relacional, residencial, laboral o sanitaria".

Por ello, la Campaña de Personas Sin Hogar 2012 reclama "que esa protección legal se vea reflejada en la facilidad en el acceso al derecho de protección Social y no se pongan más dificultades documentales, temporales, etc.; en la garantía del ejercicio del mismo a través de sistemas de protección y seguimiento desde los servicios sociales, con herramientas de acompañamiento, como recursos de calle, residenciales, vivienda social, entre otros; y en la defensa jurídica en su caso, mediante el asesoramiento y la asistencia legal gratuita". En otras palabras, lo que se exige es que "las herramientas del derecho de protección social sean reales y sostenidas en el tiempo para personas que están excluidas y expulsadas de la sociedad, que hacemos invisibles".

Llamamiento a las Administraciones, a los medios de comunicación y a la sociedad
De manera concreta, Cáritas lanza a las Administraciones públicas cuatro compromisos a:
- Incrementar el esfuerzo en protección social para acercarlo al porcentaje medio de la UE sobre el P.I.B.
- Unificar los criterios de acceso y concesión en el Sistema de Garantía de Rentas Básicas o Mínimas.
- Articular un sistema global de garantía de ingresos mínimos con participación del Estado y de las Comunidades Autónomas.
- Garantizar el acceso, como derecho subjetivo, de todas las personas que vivan en el territorio del Estado al conjunto del sistema de Servicios Sociales en situación de igualdad.

Asimismo, invitan a  los medios de comunicación "a seguir trabajando por una labor de sensibilización y denuncia de su realidad, huyendo del sensacionalismo fácil, en cumplimiento del objetivo permanente de nuestras Campañas de no estigmatizar a las personas en situación de sin hogar".

La campaña lanza también a la sociedad entera un llamamiento a que "en estos momentos de crisis, donde las Administraciones Públicas tienen severos problemas para priorizar en sus políticas sociales, exijan y reclamen los derechos a la protección social de los menos protegidos: las personas en situación de mayor exclusión".

20 años de Campaña
La campaña de Personas Sin Hogar se celebra en España desde el año 1992, en un marco de colaboración entre diversas entidades españolas y europeas, con el objetivo de visibilizar la vulneración de los derechos de las personas que viven en la calle o en infraviviendas, e implicar a toda la sociedad en la defensa de su dignidad humana.

Desde el año 2010, la campaña se desarrolla, bajo el lema general "Nadie Sin Hogar", en el marco de una estrategia a cinco años vista que se desarrolla en coordinación con la iniciativa europea "Ending Homelessness" dirigida a conseguir que en 2015 se haga realidad la recomendación del Parlamento Europeo de que no haya nadie viviendo en las calles de la UE.

La realidad andaluza de las personas sin hogar
Según nuestros centros y servicios en Cáritas Andalucía se han atendido durante el año 2011 un total de 5.705 personas sin hogar que presentan las siguientes características:
  - una presencia mayoritaria de hombres
  - con una edad media entre 40 y 45 años;
  - con unos ingresos medios, para aquellos que los tengan, similares a las pensiones no contributivas (347,60 euros en 2011) o al  salario social, que presentan problemas derivados del consumo de tóxicos, problemas de salud física y mental, problemas de carácter judicial, y carencia de redes de apoyo, sociales y familiares.

Se cuenta con un total de 560 plazas disponibles, distribuidas entre centros de baja exigencia, casas de acogida, pisos tutelados, centros de día, viviendas de apoyo al tratamiento y a la reinserción, puntos de información y asesoramiento para las personas en la calle, y una unidad móvil.

A su vez, las Cáritas Parroquiales y Diocesanas realizan desde sus servicios de atención primaria y emergencia social, la acogida y atención a la multitud de demandas puntuales que llegan, ya sean de alojamiento de emergencia, comida, o desplazamientos.

El total de recursos destinados por Cáritas para la atención de este colectivo ha sido de 2.069.264 euros. Si bien existen convenios y colaboraciones con Administraciones Públicas, locales y autonómicas, la liquidez y falta de pago por parte de estas, está dificultando el sostenimiento de algunos de nuestros servicios y centros, que requiere de un esfuerzo añadido por parte de nuestras Cáritas Diocesanas.

Además de las cifras, es importante destacar la participación y el trabajo constante de más de 300 voluntarios de los distintos centros y servicios, acompañados en su tarea por nuestros técnicos que trabajan desde los programas. Labor difícilmente cuantificable, pero esencial para el desarrollo de los programas de intervención con las personas sin hogar.

En la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Cáritas atendió el pasado año a 1.371 personas en los servicios que, para este colectivo, están en activo en Cádiz, Algeciras, San Fernando, Puerto Real y Chiclana de la Frontera.