06 febrero 2011

Visita a Cádiz de Patrick Aris - Cáritas Haití


"Quien vaya ahora a Haití verá que está en la misma situación desde hace un año, en una situación de reconstrucción. El terremoto fue un hecho incomprensible, pero también nos ha dado la oportunidad de construir el país y vivir como un pueblo digno". Ese fue el panorama que planteó Patrick Aris, subdirector de Cáritas Haití, quien habló ayer en el Colegio San Felipe Neri de su tierra, su gente y del trabajo que Cáritas está realizando allí con la ayuda que reciben, un año después del terremoto que asoló el país caribeño.

El sacerdote recordó que Haití es un país muy pobre, sin servicios básicos y en su mayoría cristiano -católicos y protestantes-. "Es un pueblo que ha luchado mucho para vivir por sí mismo, sin ayuda de la comunidad internacional. Por eso, tras el terremoto, el primer motor de ayuda fue el pueblo haitiano". Contó que después llegó la cooperación internacional, que todavía continúa. "El pueblo está luchando ahora para comprender cómo será el futuro".

Pero, según Patrick Aris, los ciudadanos se encuentran con el gran obstáculo de que el Gobierno no los escucha y busca sólo su propio beneficio. "El pueblo haitiano no está al mismo nivel que el Gobierno, existe una gran diferencia entre ambos. Tenemos un plan nacional de reconstrucción del país que el Gobierno ha puesto en marcha sin contar con el pueblo, y éste no lo conoce. Porque el programa que ha planteado el Gobierno busca su propio beneficio y el de sus familias, y no el bien del pueblo, mientras que éste está luchando por una vida mejor". A este problema hay que añadir la epidemia de cólera que llegó al país en octubre del año pasado y, un mes después, el huracán Tomas.

En contraposición a esto, el Padre Patrick expuso que Cáritas Haití ha reunido a las parroquias de todas las diócesis y a toda la red de la organización en el país para hacer un plan de ayuda contando con los ciudadanos. Y esto lo ha hecho con colaboración de la red internacional de Cáritas, en la que se encuentra España.

"Cáritas Haití tiene un programa importante que trabaja a largo plazo para ver que la reconstrucción es posible", afirmó. Y quiso recalcar que el trabajo es a largo plazo porque "construir un país no es cosa de un día". Para eso, "se necesita un buen plan que el pueblo acepte y en el que haya participado".

Patrick Aris dijo que desde su organización quieren transmitir al pueblo haitiano "un mensaje de paz y esperanza al lado de ustedes, porque Cáritas Haití no ha tratado de luchar sola, sino con ustedes". Informó que España fue la primera en entregar dinero en el terreno sanitario después de la epidemia de cólera. "Murió mucha gente, pero sin la ayuda de Cáritas hubiese sido mucho peor. El que haya entregado dinero a Cáritas España ha hecho una diferencia en el pueblo haitiano". Por eso, quiso transmitir la gratitud de sus paisanos y dijo que "el pueblo haitiano cuenta con ustedes para continuar sobreviviendo".

En el acto, también participaron el responsable de Cooperación Internacional de Cáritas Cádiz, Sebastián Gómez, e Inma Cubillo, técnico de Cáritas Española en el terreno de la sensibilización. Sebastián Gómez afirmó que este año de trabajo tras el seísmo en el país caribeño "ha sido una experiencia importante desde el punto de vista organizativo porque ha supuesto un punto de inflexión". Recordó que tras el terremoto de Haití, Cáritas Diocesana de Cádiz hizo una de las recaudaciones más altas que se han producido en esta diócesis, sobrepasando los 290.000 euros. Por eso, dijo que "debemos sentirnos cooperantes en la distancia", una distancia que se acorta sintiendo la cercanía de personas como Patrick Aris que vienen a contar su experiencia.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de charlar con el sacerdote haitiano y de ver un vídeo en el que ciudadanos afectados por el terremoto y cooperantes contaban sus vivencias, agradecían la ayuda recibida y pedían que no dejásemos de colaborar.

Galería fotográfica de la visita

(Artículo publicado en Diario de Cádiz).
Publicar un comentario