18 agosto 2010

El coordinador de emergencias de Cáritas Pakistán informa que a las víctimas de las inundaciones les llevará dos meses recuperar la normalidad


Testimonio de Eric Dayal, Coordinador Nacional de Emergencias de Caritas Pakistán.
“El miércoles 11 de agosto viajé a Nowshera para una distribución de ayuda y para realizar la encuesta semanal. Esta vez no tuvimos problemas y el tráfico era bastante fluido, pero en el camino vimos lugares donde las aguas estaban aún hasta el tejado en algunas casas.

En ese momento, no había llovido durante dos días y las aguas estaban bajando en algunos lugares. Algunas personas - aunque muy pocos de ellos - iban a regresar a sus casas.

"Los artículos que repartimos habían sido identificados en la evaluación de la semana anterior. Colchones, almohadas y sábanas, artículos de aseo que incluía cosas como pasta de dientes e incluso cortaúñas. Además, utensilios de cocina (cacerolas, platos, cubiertos y también una ”tawa", que es una sartén en la que la gente puede hacer “chapatis”.

"La distribución se llevó a cabo en la casa parroquial donde se atendió a 230 familias. Algunas de estas familias viven en casa de familiares, otros siguen durmiendo a la intemperie. Los que dormían al aire libre había subido a lugares más altos o estaban cerca de la casa parroquial.

"Las casas cerca del cauce del río han sido completamente arrasadas. Los niños, en su inocencia, no entienden lo que está pasando y simplemente, siguen jugando."

Una de las grandes dificultades a las que se enfrentan los adultos es a la pérdida de sus puestos de trabajo. No tienen dinero y no saben si recibirán la paga. Incluso si se les paga, no saben si será todo lo que normalmente reciben.

Las mujeres mantienen la calma, pero me confesaron la gran dificultad que les supone no tener un hogar y no tener una vida familiar.

"Creo que a la gente que conocí en Nowshera les llevará al menos un par de meses volver a cualquier tipo de vida normal”.

La red Internacional de CARITAS, de nuevo, quiere hacer un llamamiento urgente a la comunidad internacional para recordar que la emergencia que ese está viviendo en Pakistán no ha tenido precedentes por el gran número de personas que lo han perdido todo y que tienen que reconstruir sus vidas.

Los voluntarios y trabajadores desplazados en el terreno de CARITAS Pakistán y de la CARITAS desplazadas en la zona siguen trabajando para que la ayuda lleguen a todos los afectados en las zonas donde está trabajando y agradece a la sociedad española el apoyo y la colaboración brindada a través de CARITAS Española, al tiempo que les pide que intensifiquen este apoyo porque las tareas de reconstrucción serán muy laboriosas y largas.
Publicar un comentario